Conectate con nosotros

Alto Paraná

SIN AGUA. EL CAUDALOSO RÍO PARANÁ SE CONVIRTIÓ EN UN LECHO SECO DONDE LAS PERSONAS AHORA PUEDEN RECORRER A PIE SIN TEMOR.

Publicado

en

Las imágenes no causarían tanto impacto si no fuera porque el camino de piedras por el que cruza la frontera entre ambos países es por el nada más y nada menos caudaloso río.
De que la situación de la bajante del Paraná es crítica, ya es de público conocimiento, pero hasta el punto de que la gente esté pasando a pie entre Argentina y Paraguay, nadie se imaginaba que esto se podría dar o se estaría dando. Sin embargo, las imágenes que inundan hoy las redes muestran a grupos de personas cruzando a pie lo que era el caudaloso y majestuoso río Paraná, en la zona de Mayor Otaño.
Las gráficas no causarían tanto impacto si no fuera porque el camino de piedras por el que cruza de Argentina a Paraguay, es nada más y nada menos que el mismísimo Paraná. Las imágenes (fotos y videos) desvelan la acuciante y desesperante situación que atraviesa el río; por ende, la fauna íctica que está sufriendo uno de los mayores daños de la historia. Incluso expertos del vecino país advierten que los daños al medioambiente podrían ser mayores, ya que la bajante del Paraná podría acentuarse aún más.
Entre las imágenes que se hicieron virales, está un video en donde se puede escuchar el relato de una mujer: “Estamos caminando sobre el lecho del río Paraná, es realmente muy triste la imagen. Todo el mundo está paseando horrorizado sobre el lecho de lo que era el majestuoso río Paraná”, señaló la mujer, cuyo relato fue compartido por Misiones Online.
El punto más crítico de la bajante se centra entre San Rafael del Paraná y Mayor Otaño, límite de Itapúa con el Departamento de Alto Paraná y su confluencia con la zona de El Dorado y Montecarlo (norte de Misiones), en las inmediaciones de las Islas Parejha y Caraguatay.
Según las fotografías concedidas a Última Hora por Derlis Chamorro, radialista de la localidad de Mayor Otaño, las secuencias de imágenes en el lecho del río de hace ocho días a hoy, son elocuentes de cómo va bajando cada vez más su cauce el Paraná, que ya ha superado el histórico nivel de bajante que llegó a registrar en el año 1944. Sin embargo, la situación tiende a empeorar, ya que prevalece una “tendencia descendente”, que continuará predominando al menos hasta en los próximos tres meses, según el Instituto Nacional del Agua (INA).
NAVEGACIÓN AFECTADA. Cabe señalar que la bajante del Paraná ha afectado al transporte fluvial de manera directa y también a la pesca comercial, que según denunciaron se redujo en más del 70%. Ante esta situación, los pescadores de diferentes puntos del país, urgen una ayuda del Gobierno para poder seguir alimentando a la familia, ya que la pesca se resintió totalmente. A lo que se suma el proyecto de la implementación de la veda por la bajante de los ríos Paraná y Paraguay, que generó un grave impacto sobre los recursos ictícolas.
Cabe señalar que Itapúa posee varios puntos pesqueros y numerosas familias viven de la actividad de pesca en localidades como Carmen del Paraná, Coronel Bogado, San Juan del Paraná, Campichuelo y otros, pero sin duda la zona de Atinguy San Cosme es el principal punto de pesca.

 

Sigue leyendo
Anuncio
Anuncio
Anuncio

Facebook

Tendencias