Conectate con nosotros

Por Luis Enrique Cubilla, profesional agrícola

Hay dos escenarios que se presentan actualmente por la sequía: uno malo y otro muy bueno. Tenemos dos situaciones, uno muy peligroso que es el de la siembra de la soja y por otro lado la cosecha del trigo que es muy favorable para lograr granos de industrialización y de exportación de primera calidad.

La mala noticia es que disminuyó la posibilidad de siembra de soja en setiembre, cuando se han logrado variedades de ciclo adecuado para esta fecha bastante adelantada y no usual de siembra por falta de agua. La siembra de soja, de los 30% que se calculaba para esta época, no va pasar del 5%. Tenemos un alto porcentaje de retraso y para las mismas variedades que van a tener que sembrarse más tarde habría que hacer una jugada técnica de disminuir la cantidad de semillas programadas por hectárea. Por ejemplo aquellos productores que estaban planificando unas 220.000 semillas por hectárea, tendrán que bajar por lo menos a 190.000 a 200.000 semillas por hectárea de manera a que puedan paliar por la falta de agua el retraso de la siembra. Hay un 25% que no se está pudiendo sembrar y esto va tener que generar retrasos en los rubros de la zafriña.

En algunas regiones, como Alto Paraná Sur, ya se sembraron parcelas, están en crecimiento y con buen desarrollo inicial, y seguirá así por lo menos en los próximos 15 a 20 días porque tampoco la insolación es muy alta y no hace un calor desmedido. También tenemos noches muy frías que complican a la siembra precoz.

Por otra lado, la buena noticia es que la sequía le vino como anillo al dedo a la cosecha de trigo. La cosecha de este rubro está en una etapa muy avanzada y con buenos resultados mediante que se están pudiendo colectar granos secos y de alto PH. Se está obteniendo un trigo de muy buena calidad y con rendimientos que podrían llegar a un promedio de 2.600 a 2.700 kilogramos por hectárea para las variedades que no fueron afectadas por las precoces siembras que tuvo el trigo desde abril y que tuvieron los efectos de las heladas; pero no fue más allá del 8% de la superficie nacional del rubro.

PROYECCIONES

Nosotros nos estamos jugando este año a superar las 10 millones de toneladas de soja en la producción nacional, pero si las condiciones del clima no nos favorecen lógicamente esto se va ir ajustando. Pero nuestro primer pensamiento es producir más de 10 millones de toneladas de granos en soja y más de 5 millones de toneladas en la zafriña de maíz. Son deseos que tenemos y estamos trabajando para tener las condiciones agronómicas ideales como buena semilla, buena fertilización, buen manejo de plagas, enfermedades y malezas.

La recomendación es no sembrar en seco. Estamos diciendo a los productores que no se arriesguen a sembrar en terrenos secos y esperar a que vengan lluvias de 20 a 30 milímetros para iniciar la siembra. Ya están listas las parcelas para poder sembrar.

Estamos indicando disminuir la cantidad de semillas por hectárea y hacer una suerte de menor densidad en la siembra.

El deseo es que podamos concluir nuestra cosecha de trigo con buenos resultados como lo estamos haciendo. Además, que vengan las lluvias necesarias para acelerar la siembra de la soja. LN

Sigue leyendo
Anuncio

Más popular