Conectate con nosotros

Ciudad del Este

Pacientes aguardan hasta 10 horas para poder consultar con médico

Publicado

en

Pacientes del hospital regional de Ciudad del Este experimentan un verdadero calvario para poder obtener un turno para consulta médica. Algunos llegan a las 02:30 al nosocomio para poder formar fila, otros lo hacen a las 05:00 y completan hasta diez horas de espera.

CIUDAD DEL ESTE (Mariana Ladaga, de nuestra redacción regional). Todos los pacientes pasan más de tres horas aguardando, de pie, conseguir un turno, sin ir siquiera al baño, cada cual con su problema de salud particular. Después continúa la espera, incluso hasta las 13:00, para consultar con el médico.

Diariamente, decenas de personas de diversas edades se agolpan frente a las ventanillas donde se expiden los turnos para consultorios externos. El intenso calor y el cansancio en los rostros es visible. De a ratos, el pasillo también se llena y alguna que otra funcionaria grita pidiendo que quienes están en la fila retrocedan. Nadie lo quiere hacer para no perder su “cupo”, como ocurre muchas veces.

Un letrero colocado en la puerta del nosocomio señala que para los turnos son prioridad los indígenas, ancianos de más de 65 años, lactantes de menos de seis meses, embarazadas y encamados o en sillas de ruedas. “Pero eso dice ahí. La verdad es que nadie quiere ceder su lugar y a nadie le interesa que eso se cumpla”, señala una joven que aguardaba en la fila el martes, alrededor de las 09:30. A su lado, Trinidad Pintos, de 74 años, cuenta que espera, parada, desde las 06:00 para poder acceder a un estudio cardiológico.

Pintos explica que suele ir al hospital distrital de Presidente Franco, donde vive, pero le pidieron que fuera al hospital regional para ese análisis específico.

Se acercó a una funcionaria del nosocomio para explicarle su situación y la respuesta fue: “Allá está la fila”.

El caso de Trinidad Pintos es más triste aún porque, según el director del hospital, Jean Paúl Nelson Zena, los estudios cardiológicos se realizan los lunes y jueves, no los martes, pero a ella nadie le explicó eso.

En la misma fila, esperando conseguir un turno, durante más de tres horas, de pie, sin ir siquiera al baño o a beber agua, otras varias mujeres y hombres, cada cual con su diferente historia médica, pretenden consultar con un cirujano, clínico, cardiólogo u otros especialistas.

Una señora cuenta que llegó a las 02:20 para asegurarse un lugar con el mastólogo, que atiende desde las 13:00. Para ver al mismo especialista, otra paciente llegó desde Los Cedrales y esperaba desde las 05:00 en la larga fila. Otra mujer, procedente de Santa Rita, asegura haber pasado la noche en el lugar.

Fuente: Abc

Sigue leyendo
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio

Facebook

Tendencias