Conectate con nosotros

La antigua cruz está ubicada en la compañía Costa Ybaté, de Caraguatay.

Una antigua cruz de madera está ubicada en medio de un patio baldío en la compañía Costa Ybaté de Caraguatay, departamento de Cordillera. Se lo conoce como Kurusu Dolores y según relatos de historiadores, señala el sitio donde Las Residentas que sobrevivieron a la batalla de Acosta Ñu, durante la Guerra de la Triple Alianza, trajeron en varias carretas los restos de sus pequeños hijos a quienes sepultaron y dieron cristiana despedida.

El próximo 16 agosto se cumplen 150 años de aquella contienda (ocurrida en 1869), y hasta hoy en día Kurusu Dolores guarda historias, muchas de ellas que no se pueden explicar. Sucesos que ponen piel de gallina a las personas y que desafían a la razón. “Caminar de noche por aquí es para valientes. El dolor se se siente de muchas maneras”, comentó don Derlis Cantero, poblador de la zona.

En Kurusu Dolores ocurren movimientos de todo tipo ndaje.

El karai asegura que cuando todo es silencio, se escuchan ruidos que van más allá de lo sobrenatural. Hace referencia a que supuestamente los niños enterrados allí se hacen sentir, como así también sus madres. En el sitio supuestamente rondan los póra de los mismos manifestando tristeza y pena. “Ahí se enterraron niños que murieron en Acosta Ñu. Las madres de esos niños trajeron a los pequeños en carreta hasta ese sitio para enterrarlos en una fosa común”, explicó, por su parte, doña Selva María Miranda de Ullón, pobladora de Caraguatay. “Mucha gente dice que en Kurusu Dolores hay ruidos, movimientos de los niños. Mi papá, que es de la zona, siempre me decía que tenían miedo, que siempre se escucha de todo”, agregó.

Sonido de las carretas, diálogos de los niños y llanto de las mamás

“Se escucha el ruido de las carretas que traían los cuerpos de los niños muertos. Así también gritos y diálogos de niños, y el llanto de las madres que trajeron a sus hijos a enterrar”, comentó doña Selva María.

Según lugareños de la compañía Costa Ybaté, son muchas las personas que pasan por Kurusu Dolores y al saber de su historia, organizan campamentos para pasar la noche allí porque quieren sentir todo lo que se habla del lugar histórico.

Sigue leyendo
Anuncio

Más popular