Conectate con nosotros

El jefe de Estado Mario Abdo Benítez salió al paso de las constantes críticas a los viajes al exterior que realiza, desatendiendo las situaciones internas; elogió los logros de su gobierno y dijo que el país no está en crisis.

Durante la marcha campesina realizada el pasado jueves, se cuestionó al presidente de la República por sus constantes viajes y por desatender los conflictos internos como los desalojos y el problema con los indígenas.

En respuesta, el titular del Ejecutivo elogió su gobierno que lleva poco más de siete meses, señalando que se consiguieron logros “históricos” de la era democrática.

Como uno de esos hechos mencionó que tienen “la mayor cantidad de licitaciones adjudicadas en toda la historia de la era democrática”, sin detallar una.

Luego citó el acuerdo con Brasil para construir tres puentes que unan a Paraguay “después de 53 años” en Presidente Franco, San Lázaro y en Carmelo Peralta.

También aseguró que reconstruirá la ruta Transchaco y que la nueva propuesta tributaria que enviará al Congreso será puesta a disposición de todos los sectores para el debate.

El proyecto está aún en debate en el seno de la Comisión Técnica Económica Tributaria (CTET) y aún falta consensuar diversos aspectos, entre ellos las tasas de los diferentes impuestos a ser modificados.

El presidente indicó que pese a que el Fondo Monetario Internacional (FMI) estima que el crecimiento económico de Paraguay será de 3,5% este año, cree que será superior a dicho porcentaje.

“Bueno, evidentemente tenemos problemas, tenemos desaceleración, no crisis, porque un país que tiene una expectativa de crecimiento mínimo del 3,5% mientras que la región cae por debajo del 4%, no podemos llamarle un país en crisis”, puntualizó el Mandatario.

Contrariamente a lo que considera Abdo Benítez, el mismo Banco Central del Paraguay (BCP) está revisando la perspectiva y adelantó que se reduciría de 4% a 3,5% el crecimiento del producto interno bruto (PINB).

En otro momento, destacó el crecimiento del hato ganadero “después de cuatro años”, al tiempo de resaltar que están trabajando para industrializar la materia prima local.

“Paraguay no está mal, está bien, no es un logro solamente de este gobierno, es un logro de 15 años de estabilidad y de institucionalidad en las políticas monetarias. Hay una disminución del consumo por los efectos recesivos de los países vecinos, que tiene un enorme impacto en nuestra economía”, manifestó.

Finalmente, resaltó la elección de dos nuevos ministros de la Corte Suprema de Justicia y comentó estar satisfecho por los avances en su gobierno. ABC

Sigue leyendo
Anuncio

Más popular