Conectate con nosotros

Factores como la incesante puja política entre los frentes abdista y cartista en el partido de gobierno aportan dosis de incertidumbre a la economía, que enfrenta la tarea de la recuperación.

El ambiente político no muestra señales de tornarse estable y actualmente es el principal riesgo que percibe el mercado para desarrollar las actividades económicas, advierte Beltrán Macchi, directivo de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios del Paraguay (Cncsp).

Esta situación, sumada al clima aún adverso y precios internacionales que se mantienen bajos, genera problemáticas como el retraso de la reactivación económica, escasa respuesta al dinamismo que busca despertar el Gobierno mediante la política monetaria y escepticismo en torno al rebote que se podría esperar para el 2020, agrega.

“La inestabilidad política hoy es el peor condimento en este cóctel que afecta a nuestra economía. Las señales son poco claras hacia el horizonte, uno mira la economía para el año que viene y no llueve, no se siembra, y al factor político no le vemos un fin, se ha vuelto costumbre la inestabilidad política en el Paraguay”, asevera.

Este análisis surge en medio de una incesante puja al interior del Partido Colorado, entre el sector que responde al actual presidente de la República, Mario Abdo Benítez, y el de su antecesor, Horacio Cartes. Amenazas como la realización de un juicio político o el cambio de autoridades del Poder Ejecutivo en respuesta a favores políticos son elementos que aportan altas dosis de incertidumbre a la economía, que enfrenta el desafío de recuperarse de la fuerte caída que experimentó especialmente en el primer semestre del corriente año.

En cuanto a la situación del fisco, Macchi advierte que el inminente déficit (más gastos que ingresos en las arcas del Estado) superior al 1,5%, que sobrepasa los límites impuestos por la Ley de Responsabilidad Fiscal, se destina a la cobertura de gastos corrientes antes que a un impulso a la inversión. Así, contradice a lo que sostiene el Ministerio de Hacienda y considera que desde el 2020 habrá un nuevo régimen tributario que restará recursos al sector privado para la inversión y terminará en el gasto público.

“Estamos en una zona delicada desde el punto de vista fiscal, lastimosamente la reforma tributaria va a entrar en vigencia en un momento donde la economía no muestra signos de vitalidad, y además en un momento donde los reclamos de aumentos salariales parecen no tener un parapeto desde el Gobierno, el Ejecutivo y el Legislativo sobre todo”, reclama.

Finalmente, recalca que el pilar fuerte del país, la estabilidad macroeconómica, “hoy está en riesgo”.

El presidente de la Asociación de Bancos del Paraguay (Asoban), Raúl Vera Bogado, explica por su parte que las expectativas de apreciación del dólar siguen siendo un obstáculo para el abaratamiento de los créditos en el sistema, pues los inversionistas prefieren refugiarse en esta moneda y cae la demanda de dinero en guaraníes.

“Como la expectativa de crecimiento económico todavía está por fortalecerse, las decisiones de consumo e inversión son más moderadas. Entonces, buscan instrumentos financieros alternativos de inversión, ven los denominados en guaraníes y ante las expectativas de depreciación, estarían dispuestos a invertir en guaraníes siempre y cuando la tasa de interés que se le ofrezca por su depósito sea alta, y al ofrecer una tasa de interés por depósito alta, eso impide que la tasa de interés de los créditos puedan bajar”, relata.

El BCP redujo este lunes por quinta vez en el año su tasa de referencia, en 25 puntos básicos más, y la dejó en 4%. Sin embargo, los préstamos para el público no siguen de manera importante esta tendencia.

Hay una percepción de mayor riesgo en el sistema y hay que cubrir esos riesgos con mayores previsiones.
Beltrán Macchi,
Cncsp.

La gente, en un escenario de incertidumbre, prefiere un activo que sea más seguro, que es el dólar.
Raúl Vera Bogado,
Asobán.

En el escenario para el 2020, Argentina es un problema para nosotros y va a impactar en el crecimiento.
César Barreto,
Dende.

Las Cifras
2,5 a 4
por ciento es la perspectiva de crecimiento para el 2020, pronunciadas por entidades privadas y el Gobierno.

-2,3
por ciento fue la caída de la actividad económica de enero a julio de 2019, según el Banco Central del Paraguay (BCP).

-1,5 a 1,5
por ciento es la proyección de variación del producto interno bruto al cierre del año, de acuerdo con últimos ajustes.

Impacto negativo desde Argentina
La evolución de la situación económica y política de Argentina también ejercerá un impacto en Paraguay, y se prevén al menos dos años más de condiciones “muy complicadas” en el vecino país, sostiene el economista y ex ministro de Hacienda, César Barreto.
El también miembro de la fundación Desarrollo en Democracia (Dende) recuerda que si bien nuestra relación comercial con Argentina no es muy importante, existen otros canales de contagio como el envío de remesas de compatriotas a un sector vulnerable de la población paraguaya, indicador que viene retrocediendo en el presente año.
Las elecciones presidenciales en Argentina se harán en octubre próximo. Los mercados reaccionaron de manera negativa a la victoria de la dupla Alberto Fernández-Cristina Fernández de Kirchner sobre el actual presidente Mauricio Macri, en las primarias de agosto pasado, con una fuerte devaluación del peso y la caída de acciones. UH

Sigue leyendo
Anuncio

Más popular