Conectate con nosotros

Notas

Concienciar sobre la diabetes

Publicado

en

Hoy, 14 de noviembre, se conmemora el Día Mundial de la Diabetes y es el mes dedicado a concienciar sobre esta enfermedad cuyas cifras de afectados aumentan significativamente en todo el mundo.


Andrea Molinas, tiene 25 años y una beba de 6 meses. Le diagnosticaron diabetes tipo 1 cuando tenía a penas 11 años de edad. Desde ese momento inició un largo camino para llevar una vida saludable y vivir cuidándose de las complicaciones.

“Cuando era más chica, tuve muchas limitaciones, porque antes el tratamiento era más difícil, muy diferente a lo que es ahora”, destacó. “La edad en que me agarró también fue difícil, pues era una edad donde yo quería de todo y quería ser una nena normal”, enfatizó.

Hizo un recuento de que cuando inició su tratamiento todo era restricciones en cuanto a la comida y que cuando salía, debía llevar su insulina. También recordó que en los cumpleaños a los que asistía nunca había comidas que ella pudiese ingerir.

Relató que cuando se hizo mayor y quedó embarazada tuvo que seguir un tratamiento riguroso porque su gestación era de alto riesgo. En este punto aseguró que la mayor ayuda que obtuvo en este momento fue usar la bomba de insulina, lo que le permite regular correctamente su nivel de glucosa.

“Yo tenía mucho miedo de que mi bebé naciera con problemas, pero a gracias a Dios no. Aprendí que con un buen cuidado y control de la diabetes, se puede llevar un embarazo normal” comentó.

A modo de reflexión, instó a que niños, jóvenes y adultos que padezcan esta enfermedad busquen un tratamiento que se adecue al que quieran seguir. Señaló que en el área hay numerosos avances que permiten llevar una vida normal a los pacientes.

“Mi recomendación es que se aprovechen las oportunidades que dan actualmente en el MSPBS y otros centros asistenciales, donde proveen de los medicamentos para combatir la enfermedad” aseveró.

“Para mi no es una enfermedad crónica, es algo con lo que podés aprender a vivir superbien (…) si bien es cierto que existen complicaciones, si uno empieza a cuidarse y aprende a cuidarse, no va a tener complicaciones” dijo con mucho optimismo.

Por su parte, Marta Villalba, quien tiene 50 años, comentó que le diagnosticaron diabetes tipo 2 hace 10 años. En su relato describe que los primeros síntomas que tuvo fueron fuertes dolores de cabeza y en consulta con el clínico, le practicaron una serie de análisis que determinaron que era diabetes.

A causa de los dolores y cólicos, tuvo que ser internada. Luego del diagnóstico, sigue su tratamiento con medicamentos y un cuidado especial en las comidas. Explica que la mayor dificultad radicaba en la realización de actividades físicas, pero que con el tiempo, se fue acostumbrando y formando una rutina, que no solo la ayuda a controlar la producción de insulina, sino que también es una forma de relajarse y socializar.

Manifestó que existen ocasiones en las que se siente cansada y fatigada, pero que no decaen sus ánimos y vuelve a intentar las tareas, porque sabe que este proceso le ayuda a mantenerse con energías y en buena forma.

“En principio me desanimé, pero después tomé conciencia y dije ‘no, yo puedo salir adelante’ entonces empecé a cuidarme con las comidas y a hacer ejercicios y con el apoyo de mi familia sigo con el tratamiento” subrayó.

Según datos proporcionados por el Ministerio de Salud, en Paraguay el 9.7 % de la población padece diabetes, es decir, que alrededor de 700 mil personas viven con esta afección. El grupo etáreo predominante es entre los 45 y 75 años.

Estos son datos conforme a los casos diagnosticados, pudiendo ser mayor la cifra, teniendo en cuenta que en ciertos sectores de la sociedad, existen personas que no tienen acceso al sistema de salud, por lo que no tienen un diagnóstico y tampoco llevan un tratamiento médico.

¿QUÉ ES LA DIABETES?
La diabetes es una condición de salud, una enfermedad que se da a consecuencia de que los niveles de glucosa, es decir azúcar en la sangre, no se pueden controlar correctamente. Esto depende principalmente de la insulina.

Puede ser la falta de esta, que es lo que sucede en la diabetes tipo 1; o cuando la insulina no tiene la respuesta que se espera porque el organismo produce una resistencia provocando que el páncreas deba producir más insulina de la que necesita habitualmente, además de otras consecuencias que sobrevienen en relación a eso.

“La diabetes es una enfermedad que se presenta cuando el nivel de glucosa en sangre es elevada. La glucosa proviene de los alimentos y es la principal fuente de energía de las células del cuerpo para que estas realicen todas sus funciones”, detalló la doctora María Del Rocío Aparicio Meza, Especialista en Medicina Interna, Endocrinología y Diabetología, directora del Programa Nacional de Diabetes del Ministerio de Salud.

En otro punto, la profesional amplió que “la insulina es una hormona natural del cuerpo y es producida por el páncreas, esta hormona introduce la glucosa de la sangre a todas las células del cuerpo. La insulina es esencial para la vida de todos los seres humanos”.

“La diabetes es la incapacidad de controlar el metabolismo del azúcar en la sangre” explicó el doctor Víctor Arias, director de Fundación Paraguaya de Diabetes, en términos más sencillos.

TIPOS DE DIABETES
Tipo 1: Corresponde a menos del 10% de los casos y no es prevenible; aquí el páncreas no produce insulina en absoluto. Se presenta cuando el sistema de defensa del organismo reacciona de forma equivocada contra las células que producen insulina produciendo una inflamación que elimina a las células que producen la hormona en un proceso conocido como “autoinmune”.

Debido a esto el organismo deja de producir insulina y el control metabólico se manifiesta por hiperglucemia, es decir, el azúcar alto en la sangre. “Es cuando el sistema inmune actúa contra el organismo y no produce insulina, haciendo que suba el nivel de azúcar” detalló el doctor Arias.

Tipo 2: La diabetes tipo 2 es la más frecuente, representa el 90% de los casos. Es prevenible. Aquí la insulina no funciona adecuadamente debido a los excesos en la alimentación, sedentarismo, hábitos tóxicos, sobrepeso y obesidad.

Se da por una resistencia a la respuesta a la insulina. El cuerpo produce la hormona pero el organismo se resiste a actuar correctamente con relación a la insulina. Muchas veces a raíz de esto, el organismo produce más insulina para compensar las falencias.

Diabetes gestacional: Como lo expresa su nombre puede aparecer desde el inicio hasta el final del embarazo. Se recomienda que una vez confirmado el embarazo se realicen controles de glucemia periódicos para detectar la diabetes a tiempo. La glucemia elevada durante el embarazo conlleva a complicaciones en el desarrollo y crecimiento fetal, problemas durante el parto y predispone al recién nacido a enfermedades crónicas no transmisibles en la adultez.

La obesidad, el sedentarismo y la mala alimentación. Todo esto produce mayor resistencia a la insulina y exige al cuerpo mayor producción de la misma, lo que lleva a un desfajase hormonal. Esta causas son específicamente para la diabetes tipo 2, que es prevenible.

COMPLICACIONES DE LA ENFERMEDAD
El doctor Arias explica que, no es la diabetes en sí la que genera daños, sino los valores de azúcar alto en la sangre. Numerosos órganos son afectados debido a este problema entre ellos la retina, los ojos, que puede llevar a una ceguera.

También daña a los riñones, produciendo insuficiencia renal, pudiendo llevar incluso hasta la diálisis. La parte vascular también resiente los efectos de la hiperglucemia, hasta pude producir daños a nivel cardiovascular central, es decir problemas cardíacos y también periféricos (en los miembros). Aumentan los riesgos de infarto y accidentes cerebrovasculares.

Además, se dan problemas en la circulación sanguínea, con heridas que son más difíciles de curar o que tardan en sanarse, lo conocido como pie diabético. Este cuadro con sus agravantes puede derivar en amputaciones. “Un estilo de vida saludable puede retrasar o evitar tener la enfermedad” destacó el médico de Fupadi.

SÍNTOMAS O MANIFESTACIONES
La hiperglicemia tiene ciertas manifestaciones que se pueden ir registrando en medida del avance de la enfermedad. Algunas de ellas son casi imperceptibles, como el aumento de la frecuencia de las micciones (orinar mucho), ansias excesivas por beber líquidos. En este punto también suelen darse infecciones urinarias a las personas son más más propensas cuando padecen diabetes. La pérdida de peso, pues al perder azúcar por la orina se pierdan calorías. También se registra un aumento del apetito.

Otro de los síntomas que pueden aparecer son náuseas y vómitos constantes, sumados a la falta de concentración, además de fatiga y una notable falta de energía.

HÁBITOS PARA EL CONTROL Y LA PREVENCIÓN
La doctora del Aparicio, del MSPBS, destacó que los hábitos saludables son fundamentales para controlar la diabetes pero también indispensables para prevenir la afección.

Comer saludablemente, es el principal factor, que se traduce en ingerir aquello que proporcionará energía para funcionar sin ganar peso. Esta es la primera indicación y hábito a incluir en una forma de vida saludable, tanto si se tiene diabetes o si se busca prevenir tenerla en el futuro. En este punto es importante que un profesional de nutrición acompañe el proceso de educación alimentaria.

La actividad física es otro de los factores imperativos para lograr una vida saludable ya que mejora la respuesta del organismo a la insulina. Otra de las recomendaciones de la especialista, es no fumar y regular el consumo de bebidas alcohólicas.

Estos hábitos son importantes tanto para personas que tienen diabetes como para las que no, pues ayudan a prevenir las complicaciones, optimizar los resultados del tratamiento contra la diabetes y en las personas que no tiene diabetes, disminuir o retrasar los riegos de padecer la enfermedad.

SOBRE LOS TRATAMIENTOS
Si bien el énfasis del tratamiento de la diabetes recae en la sana alimentación, para casos ya acentuados de la afección existen destacadas terapias a seguir. Uno de ellas es la aplicación de inyecciones de insulina.

También está la bomba de insulina, un dispositivo que administra la cantidad necesaria de la hormona según la necesidad del organismo. Otra de las posibilidades es la ingestión de pastillas las que ayudan a regular la producción de insulina.

Estos tratamientos bajo ninguna circunstancia deben ser realizados sin prescripción médica y cada uno de ellos debe ser suministrado de forma personalizada a cada paciente acorde al estado o gravedad de su dolencia. “La diabetes no se cura; la diabetes se controla. El paciente debe seguir las indicaciones de su equipo multidisciplinario de salud” manifestó la directora del Programa Nacional de Diabetes del MSPBS.

ALARMANTES CIFRAS DE AUMENTO DE DIABÉTICOS
Cada año, World Diabetes Foundation presenta sus estadísticas en cuanto a el avance de la enfermedad alrededor del mundo. Las del año 2017 muestran un alarmante número de afectados con hiperglucemia, lo que debería ser un llamado de atención para las autoridades sanitarias.

Según este reporte a nivel mundial la mitad de los adultos con diabetes no está diagnosticado. También 1 de cada 11 adultos tiene diabetes. Cada 7 segundos, muere alguien por diabetes y el 20% de las infecciones del pie diabético provoca amputación. Cada 20 segundos, alguien es amputado.

Después de una amputación importante, al 50% de las personas se le amputará otra extremidad a los 2 años. El riesgo de las personas con diabetes de desarrollar una úlcera en el pie es del 34%. Más del 50% de las úlceras del pie diabético se infecta.

El riesgo de muerte de un paciente con diabetes que ha tenido una úlcera en el pie es dos veces más alto que el riesgo para un paciente que no la ha tenido. Las úlceras del pie diabético duplican la mortalidad y el riesgo de ataque cardíaco, al tiempo que aumentan el riesgo de accidente cerebrovascular en un 40%.

Un tercio de los pacientes que buscan atención por heridas isquémicas morirá con una herida no curada. La tasa de mortalidad relativa a 5 años después de la amputación de una extremidad es del 68%. La mortalidad después de la amputación relacionada con la diabetes supera el 70% a los 5 años para todos los pacientes con diabetes y el 74% a los 2 años para los que reciben terapia de reemplazo renal.

ACCIONES DEL MINISTERIO DE SALUD
El Ministerio de Salud Pública, desarrolla numerosas campañas de prevención y concienciación sobre la diabetes en todo el país. A través de las redes sociales, constantemente difunden informaciones de gran utilidad y también motivan a las diversas regiones sanitarias a desarrollar sus propios programas de difusión.

Este es el caso de Pilar, departamento de Ñeembucú donde días atrás se lanzó proyecto “Bailar, comer, reír, mi mejor medicina”del que participaron pacientes del Club de Diabéticos de 12 Unidades de Salud de la Familia, quienes presentaron coreografías para motivar la realización de actividades físicas y también un concurso donde filmarán videos sobre cuidados y prevención contra la diabetes, que serán viralizados en whatsapp a modo de difundir de forma masiva los principios de vida saludable y tratamientos que deben seguir los diabéticos.

María Del Rocío Aparicio Meza, Especialista en Medicina Interna, Endocrinología y Diabetología, directora del Programa Nacional de Diabetes del Ministerio de Salud comentó que desde esta cartera en lo que se refiere a esta afección hacen énfasis en generar conciencia pública sobre la Diabetes Mellitus.

También trabajan en la capacitación a profesionales de la salud y en la elaboración de normas y pautas sobre diabetes. Además, buscan garantizar el tratamiento básico y seguimiento de las personas con diabetes y la provisión de insumos y medicamentos.

INICIATIVAS DE FUPADI – FUNDACIÓN PARAGUAYA DE DIABETES
En Paraguay, además de las actividades y programas de prevención hechos por el Ministerio de Salud, existe FUPADI – Fundación Paraguaya de Diabetes, una organización sin fines de lucro cuyo principal objetivo es la educación en diabetes y también educación para prevenir el padecimiento.

Esta institución trabaja en una campaña llamada “Cuidarte” que tiene la intención de detectar la diabetes de forma temprana, pues la enfermedad puede manifestarse por muchos años en forma muy sutil y puede pasar de 5 a 10 años sin mostrar síntomas.

Además del diagnóstico, la fundación hace hincapié en evaluar los factores de riesgo, con el objetivo de cambiar el estilo de vida y los malos hábitos, sobre todos los alimenticios, a fin de que las personas puedan tomen medidas para no padecer la enfermedad.

“Cuidarte”, es un móvil que recorre varias ciudades del país, llevando a profesionales que brindan atención médica y dan charlas preventivas y sobre tratamientos del padecimiento.

En el marco de esta campaña y en conmemoración del Día Mundial de la Diabetes, FUPADI realizará una actividad, el miércoles 14 de noviembre en la Secretaria Nacional de Deportes.

La actividad iniciará a las 17:00 con un acto de apertura, seguida de una conferencia a pacientes con diabetes. Luego tendrá lugar una disertación llamada “Alimentación y Diabetes” donde profesionales del área hablarán sobre los mitos y verdades al respecto de lo que pueden o no consumir los diabéticos.

También habrá un tiempo para que los pacientes compartan sus historias de vida y el gran cierre será con el Family Run, una corrida para fomentar la realización de actividades físicas en familia.

ABC

Sigue leyendo
Anuncio
Anuncio
Anuncio

Facebook

Tendencias