Conectate con nosotros

Notas

El trágico final de exprincesa de Qatar que dijo vivir en una ‘jaula de oro’

Publicado

en

Los cuentos de hadas no son siempre los más perfectos. Hay castillos de princesas que desmoronan con el pasar del tiempo y, junto a ellos, la vida fantasiosa y lujosa que se suele vivir en este sueño que, por cierto, termina convirtiéndose en una pesadilla.

FUENTE: EL TIEMPO

De esa realidad no estuvo lejos el caso de Kasia Gallanio, una exprincesa de Qatar conocida como Kasia Al-Thani.

Gallanio fue la tercera mujer del multimillonario y miembro de la familia real catarí, Abdelaziz bin Khalifa Al-Thani, quien, además, es el tío del actual emir de Qatar, Tamim bin Hamad bin Khalifa Al-Thani.

La exprincesa fue considerada como una mujer de extrema belleza, a quien muchos hombres admiraban constantemente, aseguran medios locales.

Pero, su glamour y belleza quedaron enterrados junto a ella, luego de que la hallaran muerta en su casa, cuando gozaba de sus 46 años de edad. Al parecer, Galliano falleció a causa de una sobredosis.

Una nueva vida, una batalla fallida

Según personas cercanas a la vida de la pareja, Gallanio estaba peleando la custodia de sus tres hijas Malak, Yasmin y Reem, luego de querer separarse de su amado, a quien conoció en Francia en la década de los 90.

La ruptura se debió a diferentes altercados que tuvieron en su matrimonio por el exceso del jeque de beber alcohol y el consumo de drogas por el lado de la princesa.

En el año 2009, Gallanio finalmente se divorció del multimillonario y empezó una nueva vida en España, donde, al parecer, no la estaba pasando muy bien. Según el diario español ‘El País’, la mujer tuvo que vender varias de sus joyas para poder sobrevivir.

Vivir entre un ‘Jaula de Oro’

Días antes de su deceso, Gallien dio una entrevista a ‘Women’s World’, en la que señaló haberse sentido como si estuviera viviendo en una ‘jaula de oro’ y, además, confesó que en ese momento solo estaba buscando la manera de deshacerse de su esposo, pues él no quería responder económicamente por ninguna de sus hijas.

Estas declaraciones las dio porque pasaba por un momento muy duro de su divorcio. Pese a vivir en un lugar lujoso como lo es Marbella, su vida era una completa desolación.

“El dinero es una maldición porque te aísla de mucha gente. Es un mundo diferente. Crecí en un hogar normal, así que era un mundo completamente diferente. Crecí en los Estados Unidos y llegar a la Familia Real como estadounidense fue algo completamente nuevo“, contó la mujer en la entrevista.

Según el medio ‘Le Parisien’, existe una alta posibilidad de que la princesa haya fallecido de pena moral, pues en 2012, una de sus hijas denunció que el jeque, presuntamente había intentado abusar de ella, por lo que la situación pasó a manos judiciales.

No obstante, es una investigación que sigue abierta pero sin mayor aceleración en el caso. El jeque aún no ha sido declarado culpable, ya que no se han mostrado pruebas contundentes para proceder a su captura.

Luego del fallecimiento de la princesa, el multimillonario dejó de dirigirles la palabra a sus hijas y solo se ha encargado de enviarles un sustento económico para sus gastos de hoteles, comida y traslados de un país a otro.

Las dos hijas mayores se encuentran alojadas en la residencia donde vivía su madre, ya que aún se encuentran al tanto de las respectivas investigaciones que se han llevado a cabo.

Por el lado de la menor, ella se encuentra alejada de sus hermanas y, según el medio francés citado con anterioridad, la menor de las tres adolescentes está viviendo en el palacio del jeque, pero aislada de todo su entorno familiar.

Un fin con cabos sueltos

El 19 de mayo, el tribunal judicial de París desestimó las demandas sobre abuso sexual que realizó la princesa en contra de quien fue su esposo, lo que la llevó a empeorar sus crisis nerviosas, según declaraciones en el diario francés.

Los últimos meses del año 2021, Gallien estuvo hospitalizada por una complicación de salud que tuvo dadas sus crisis emocionales y la presión que llevaba viviendo desde su divorcio.

Fue tal el estrés y presión económica y familiar que comenzó a tener decaídas por permanecer sola en su vivienda, pues pasar de tenerlo todo a quedarse sin nada: familia, esposo, dinero, su muerte se fue pronunciando lentamente.

El 5 de mayo del 2022 sus dolencias, molestias y emociones se detuvieron, los ojos de la princesa se habían cerrado para siempre y su corazón se había detenido por completo.

La trágica muerte de la princesa quedó marcada por una vida lujosa pero arraigada. Su familia terminó siendo la causante de su final.

La princesa de procedencia estadounidense y polaca fue encontrada muerta en su lujosa vivienda de Marbella en España, donde sus dos hijas mayores tuvieron que realizar todo el procedimiento de reconocimiento y levantamiento del cuerpo para poder iniciar respectivas investigaciones sobre su muerte.

Aunque hay varias teorías sobre el caso, como muerte por depresión o muerte por sobredosis, aún no se determina cuál fue el verdadero motivo. HOY

Sigue leyendo
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio

Tendencias