Conectate con nosotros

Notas

Instan a cuidarse de las altas temperaturas

Publicado

en

Asunción, IP.- Ante las altas temperaturas registradas en el país, desde el Hospital Central del IPS, alertan sobre los inconvenientes que puede traer consigo esta época del año, principalmente para las personas que tienen enfermedades ya establecidas, los niños y adultos mayores.

José Ortellado, jefe de la Unidad de Terapia Intermedia del Hospital Central, indicó que, si uno se expone mucho tiempo al sol, altas temperaturas o lugares cerrados sin mucha ventilación, la temperatura interna del cuerpo se altera, y al ocurrir esto repercute sobre tres órganos principales: el cerebro, el corazón y el riñón.

Resaltó que a nivel cerebral es más grave porque la persona puede perder el conocimiento e incluso convulsionar, que son efectos extremos de las altas temperaturas.

A nivel del corazón, a aquellas personas que no tienen ningún factor de riesgo, puede bajarle la presión, porque se empieza a perder líquido, electrolitos como el sodio, potasio, magnesio, y la persona se siente decaída y agotada.

También puntualizó el cuidado que se debe tener con los más pequeños. “Los niños, que en esta época van a la piscina, tienen que tener una buena alimentación a base de frutas principalmente, además deben tener protector solar; en el agua uno no siente el calor, pero el reflejo del sol también produce quemaduras y deshidrata”, añadió.

Respecto a los cuidados, dijo que la prevención consiste en prepararse para el día. En ese sentido aconsejan beber abundante agua, de ser posible, y no esperar a tener sed. Además piden evitar la exposición al sol, y caso contrario, llevar puesta ropa holgada, de color claro y de ser posible, utilizar protectores solares.

“Por ejemplo, si yo sé que voy a salir a caminar, hacer actividades físicas, o trabajar al aire libre, entonces debo llevar ropa liviana, hidratarme bien, comer frutas y alimentos de bajas calorías a base verduras”, señaló Ortellado.

En cuanto a los adultos mayores, las personas de 65 años o más, deben permanecer en lugares aireados y estar constantemente hidratados, misma recomendación se dicta para los menores de edad.

En relación a las personas con afecciones crónicas, o cualquier otra, y embarazadas deben permanecer bajo vigilancia de algún familiar o amigo, y ante cualquier síntoma ser trasladadas al centro asistencial más cercano.

Por su parte, los bebés y niños pequeños aun no pueden regular su temperatura corporal ante los cambios abruptos de nuestro clima, por lo que destacan la necesidad de que una persona responsable los mantenga frescos e hidratados.

Los golpes de calor, se caracteriza por la alta temperatura corporal (más de 39.4º C), piel caliente, enrojecida, seca o húmeda, pulso rápido y fuerte, además de posible pérdida del conocimiento.

El profesional insta a poner en práctica las recomendaciones mencionadas anteriormente, en caso de presentar alguno de los síntomas, y en caso de empeorar, se debe acudir al médico.

Sigue leyendo
Anuncio
Anuncio
Anuncio

Facebook

Tendencias