Conectate con nosotros

Notas

Plantean aplicar más impuestos al sojero, al que toma cerveza y gaseosa

Publicado

en

Varios sectores consideran que no es el momento de aplicar los impuestos a la soja y otros productos como alcohol, tabaco y bebidas azucaradas, porque los pequeños productores y los consumidores finales terminarán pagando más para destinar el dinero al Estado, que cada vez más malgasta lo que recauda.

El senador Stephan Rasmussen (Patria Querida) indicó que el impuesto del 10 % a la exportación de los granos de la soja en estado natural ya fue aprobado en forma general el año pasado y que el 15 de noviembre será tratado en particular en la Cámara Alta.

“Antes de aumentar impuestos, debemos ver la posibilidad de mejorar la calidad del gasto público. Con este impuesto el costo irá directamente a los productores, que son propietarios de menos de 20 hectáreas“, advirtió.

El legislador indicó que el negocio de la soja mueve la producción agrícola y además el traslado con los fletes. Sin embargo, expresó sus dudas respecto a que la exportación alcance los 3.000 millones de dólares al año, para que se dé la recaudación de 300 millones de dólares, tal como presuponen los proyectistas de este nuevo impuesto.

El próximo 15 se tratará también al posible aumento del tributo al tabaco, alcohol y productos azucarados. Esto afectará al consumidor final, según adelantó Rasmussen.

“Tenemos que tener en cuenta que acá el objetivo no es recaudar más, porque muchas veces no es que falte dinero, sino que se mal administra. Si vamos a seguir quitándole dinero al sojero, al que toma cerveza, gaseosa o jugo con azúcar, la pregunta es a dónde irá ese dinero. ¿Va a seguir tirando el dinero a una bolsa rota? ¿Vale la pena? ¿Vamos a gravar más al productor para seguir malgastando el dinero de la ciudadanía?”, cuestionó.

El presupuesto público se multiplicó por cinco en los últimos 15 años, pasando de 3 mil millones a 15 mil millones de dólares, pero sin mejorar el servicio a la ciudadanía, de acuerdo a su parecer.

Por otra parte el congresista alegó que se incentivará el contrabando al aplicar mayores impuestos.

PRODUCTORES DE SOJA PEGAN GRITO AL CIELO

El titular de la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco), José Berea, advirtió que este planteamiento, de ser aplicado, será nefasto para el sector, porque permitirá que las multinacionales monopolicen el negocio y que las pequeñas empresas comiencen a desaparecer.

En charla con la 800 AM, recordó que existe una retención del IVA agropecuario del 2,5 % y descartó que su sector no pague impuesto alguno. “Es una gran mentira cuando se dice que no se paga. Creemos que este proyecto está ideado por gente que no quiere la producción en el país”, dijo sobre la intención del Frente Guasu.

ARP RECHAZA IMPUESTO A LA SOJA

Luis Villasanti, presidente de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), indicó que por más que sea justo, todo aumento de impuesto debe ser consensuado. “No se pueden aumentar por aumentar”, dijo.

Sostuvo que el gravamen a la exportación de la soja perjudicará al que cultiva la soja y desalentará la agricultura. “Es uno de los pilares fundamentales de ingreso de divisas del país, por más que en Paraguay hay un grupo de gente que busca satanizar la soja, pero no es así”, añadió.

Villasanti indicó a la 970 AM que se dará un golpe a la economía, siendo los afectados el consumidor y el productor primario, no así los grandes empresarios, ya que estos trasladarán el monto de los impuestos

En la región, la exportación de soja solo está gravada en Argentina, donde no tuvo buenos resultados. “Argentina mató la producción, la ganadera y la agrícola. Cayó al abismo y recién ahora está recuperando su mercado. No se le puede culpar a su presidente Mauricio Macri, porque recibió un Estado en quiebra. Hay que aprender de los errores y nosotros no podemos jugar con nuestra producción”, mencionó.
HOY

Sigue leyendo
Anuncio
Anuncio
Anuncio

Facebook

Tendencias