Conectate con nosotros

Alto Paraná

LA VERDAD DE LA SOJA Y LO QUE SE DIO EN LA JUSTICIA

Publicado

en

Espero que los ajetreos de fin de año hayan permitido a la gente enterarse de la ingrata como infortunada medida adoptada por la Corte Suprema de Justicia a favor de empresas transnacionales y contra el dinero del fisco y el aporte de los productores sojeros.

Como se dio a conocer desde el Palacio de Justicia, los ministros de la Corte se expidieron a favor de los acopiadores internacionales perjudicando el patrimonio del Estado en el sentido de que Hacienda ceda a los compradores de soja 140 millones de dólares que el Ejecutivo había decidido que pase a engrosar las arcas fiscales, como corresponden.

La miserable medida de nuestros ministros de la Corte, sin embargo, revelan interesantes datos que deben tener en cuenta los políticos, los dirigentes sociales y los periodistas y que son:

PUBLICIDADE.
INMOBILIARIA CAPITAN BADO.
www.inmobiliariacapitanbado.com

-1)- Los sojeros pagan un impuesto directo llamada “a la exportación de granos”, retenido por las transnacionales a la entrega de la cosecha;

-2)- Que una de las trampitas de las transnacionales está en la industrialización del grano (50 %) pero que reciben de los sojeros el importe del impuesto por el 100 % de la producción entregada;

-3)- Que otra de las trampitas es que se queda con el 50 % del impuesto recibido del agricultor y que no declara ante el fisco porque corresponde a la industrialización del grano en el país;

-4)- Que la plata que debería devolver al agricultor correspondiente al impuesto por “exportación de granos”, porque la mitad de la cosecha es industrializada aquí, queda en sus bolsillos.

Con la desventurada medida judicial también se pone de relieve algo que hace presumir alguna alianza estratégica entre algunos miembros del Parlamento (incluso de la prensa) y los acopiadores internacionales para conspirar contra el sojero, el agricultor, el que labura como esclavo, el eslabón más débil pero más efectivo, de modo que, como a la vaca lechera, se sobe su ubre para empezar felices la jornada.

Valga un par de palabras para recordar que la ignorancia todavía tiene mucho poder entre los paraguayos. Ese poder que instala al sojero como el hijo de puta, el destructor de la naturaleza, el que mata los cauces hídricos y hasta a los “pobres” campesinos. El roñoso y despreciable poder de los que, ignorando la verdad, mienten, calumnian, difaman con crueldad y miserabilidad.

Seguro estoy que si el dirigente social, el periodistas, el político supieran la verdad no echarían a rodar tantas falsedades que no hacen sino instalar intransigencias entre paraguayos, desparramar el venero del odio entre todos originados en la falsedad y que, tarde o temprano se descubriría porque la mentira es un renacuajo de patas cortas.

Con lo de la Corte Suprema de Justicia se descubre las falsedades, maldades, intransigencias e ignorancias de no pocos generadores de opinión pública. Estoy recordando a un senador colorado que dijo este año que no descansará hasta ver a los sojeros pagando más impuestos. Ahora, supongo, ya todo aquel que quiera saber ya sabe que el impuesto pagado por el sojero es chupado en seco por las transnacionales en perjuicio de los sojeros y del Estado.

Solo esto quería decir (me excedí un poco en mi exposición, por eso disculpen) en medio del jolgorio findeañero.

Mi idea no es decir guasadas (ya dije bastante), mereciendo, contra los políticos, los dirigentes sociales, contra los que andando en 4×4 y luciendo remeras con la figura de El Che, se hacen llamar socialistas, que manosearon sin piedad la producción de soja y al agricultor sojero, sino ayudar para que se dé el necesario despertar entre los paraguayos, todavía carenciados de los conocimientos básicos que permitan apreciar en su justa medida a los generadores del bienestar colectivo, ser tolerantes, ningunear a los dirigentes cachafaces, eliminar de la sociedad a los empresarios sinvergüenzas que lucran injustamente a expensas de los intereses del productor primario y del Estado.

Espero, en fin, que el 2018, nos sorprenda con un poco más de conocimientos, sobre todo respecto a la producción de la soja, para no seguir haciendo el papel de tontos mientras unos cuantos pícaros y descarados se llenan de oro los bolsillos mediante el sudor del que produce el grano en las chacras paraguayas.

¡Feliz año nuevo!
GRUPO CAPITANBADO COM
«O MAIOR GRUPO DE COMUNICAÇÃO DA FRONTEIRA PARAGUAY/BRASIL»
WEBS DE NOTICIAS,REVISTA,RADIOS,TV,APP E REDES SOCIAIS, Tudo em um só lugar Aqui..

http://www.grupocapitanbado.com/

Sigue leyendo
Anuncio
Anuncio
Anuncio

Facebook

Tendencias