Conectate con nosotros

Notas

Revisión del Anexo C: lo que discutirá y lo que debería buscar Paraguay

Publicado

en

Nuestro país pidió al Brasil adelantar las conversaciones sobre el Anexo C de Itaipú, que debe ser revisado en el 2023. Mientras el vecino buscaría reducir la tarifa, a nivel local se desconoce qué postura oficial tomará Paraguay. El equipo negociador advierte de la necesidad de invertir y los parlamentarios reclaman a la ANDE acelerar las obras para poder disponer de la energía no utilizada.

Según el artículo IV del tan comentado Anexo C del tratado de Itaipú Binacional, al cumplirse 50 años de la firma del documento, es decir, para el 2023, deberán ser revisadas las disposiciones establecidas en dicho anexo. ¿Cuál es el contenido y qué podría modificarse?

Todas las bases financieras y de prestación del servicio eléctrico se encuentran en el Anexo C y según el informe presentado por la Cancillería a la Comisión de Seguimiento del Congreso los componentes incluyen:

Las definiciones del anexo, las condiciones de abastecimiento, los ingresos y uno de los más importantes y abarcantes: el costo, que a su vez contempla un largo listado de ítems, entre ellos, utilidades, cargas financieras, deuda, royalties, resarcimiento a ANDE y Eletrobras, gastos de explotación y saldo de la cuenta de explotación

LOS RESPONSABLES DESIGNADOS POR MARITO PARA LA NEGOCIACIÓN

Inicialmente existió una “Comisión Ad Honorem” creada por Cancillería por instrucciones del presidente de la República. Tras cumplir funciones de análisis por un año (3/09/2019 al 03/09/2020), esta misma comisión recomendó a Abdo crear un equipo negociador y el mandatario así lo hizo.

Las instituciones que hoy conforman el equipo negociador son: el Ministerio de Relaciones Exteriores (a cargo de la coordinación general), el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones, el Gabinete Civil de la Presidencia de la República y la Administración Nacional de Electricidad (ANDE).

LO QUE PUEDE SUCEDER

Si bien Paraguay por ahora no tiene una postura definida sobre lo que planteará al Brasil, (al menos el equipo no informó nada oficialmente a la ciudadanía) lo que sí ya se planteó al vecino país “adelantar las conversaciones”, según reveló Mario Abdo en su informe de gestión al igual que la propia Cancillería en su temario preliminar remitido al Congreso el 25 de mayo pasado.

Brasil por su parte buscará reducir la tarifa en la renegociación del tratado. Sobre este punto, el Ministerio de RREE advierte que una disminución de la tarifa no le conviene al Paraguay, pues implicaría perder la oportunidad de reemplazar los componentes “deuda y cargas financieras” por otros más interesantes como obras para la navegación, capacidad de generación e infraestructura eléctrica

De hecho, si no existiera ningún acuerdo adelantado, ya en el 2022 la tarifa bajaría de 22,60 USD/kW.mes a 18,75 USD/kW.mes por la simple amortización del costo del servicio de electricidad en dos de sus componentes: deuda y carga financiera, según advierte el temario preliminar elaborado por Cancillería.

“Para el 2023, ya en el mes de abril, la tarifa se reduciría en alrededor del 60%. La ecuación es clara, sin nuevos componentes, la tarifa de Itaipú caerá considerablemente”, señala el documento.

NECESIDAD DE INVERTIR

Con la cancelación de la deuda por construcción del emprendimiento, se reducen el costo del servicio de electricidad y también la tarifa. Allí surge la posibilidad de aprovechar ese margen que queda en la composición de costos de la binacional e incorporar nuevos conceptos, entre ellos, inversiones y fondos especiales. Esas nuevas inversiones que necesita el lado paraguayo son:

Construcción de la Esclusa de Navegación: supondría una inversión de unos 1.600 millones de USD aproximadamente (aún no se ha hecho el proyecto ejecutivo). Se incluirán las obras que fueren necesarias para atender a los requisitos del tráfico de navegación fluvial, tales como: terminales y conexiones terrestres, esclusas, canales, elevadores, y sus similares”.

Ampliación de la Capacidad de Generación: con la adquisición de dos turbinas de 700 MW de potencia nominal, adicionales en Itaipú, representaría una inversión de unos 1.500 millones de USD, aproximadamente, sin embargo, existe una dificultad jurídica que implicará modificar los términos del Acuerdo Tripartito (Argentina – Brasil – Paraguay)

-Aumento del Nivel Operativo Máximo del Embalse: Este proyecto se encuentra con los estudios de viabilidad prácticamente concluidos y a criterio del equipo negociador, el costo de las modificaciones y adaptaciones necesarias son competitivos en comparación con el valor estimado para la ganancia energética, que sería aproximadamente 100 MW promedio o alrededor de 885.000 MWh/año, para una inversión de aproximadamente USD 50.000.000.

¿PODRÁ PARAGUAY OBTENER UN AUMENTO POR COMPENSACIÓN DE ENERGÍA?

El concepto de Compensación está relacionado con la eventual sustitución de “Cesión de Energía” por “Venta de Energía”. En caso de que el Paraguay pretenda plantear un aumento de la Compensación, se debe tener en cuenta el efecto de ese aumento en la tarifa de la energía cedida

Con las condiciones actuales, el parlamentario del Mercosur, Ricardo Canese, cree que no habría fundamento legal para aumentar la compensación paraguaya y consecuentemente, la tarifa de exportación de energía bajará indefectiblemente, pues Paraguay no podrá comercializar energía que no consuma al mercado brasileño ni a otros países.

Según datos que proporcionó el parlamentario a Hoy Digital, las obras de infraestructura eléctrica de 500 kV en ejecución, que son (i) la subestación Valenzuela, (ii) la subestación Yguazú, (iii) la doble terna de 500 kV entre la SE MD de Itaipú y la SE Yguazú y (iv) el banco de reactancias en la SE Villa Hayes, son absolutamente insuficientes para contratar el 100% de la potencia y energía que le corresponde al Paraguay de ambas binacionales y de disponer libremente de la energía que no consumimos y exportarla a terceros países si fuera conveniente.

En representación de la Comisión Especial sobre Hidroeléctricas del Parlasur, Canese envió una nota al presidente de la ANDE, Félix Sosa, en la que le consulta sobre los motivos de “la lentitud en ejecutar la infraestructura eléctrica necesaria para que el Paraguay pueda contratar toda la potencia y energía de Itaipú y Yacyretá en 2023. Esta falencia coloca a nuestro país en desventaja al momento de revisar el Anexo C de Itaipú. Hasta ayer, no se recibió ninguna respuesta de la ANDE. HOY

Sigue leyendo
Anuncio
Anuncio
Anuncio

Facebook

Tendencias